“Pido que me ayuden a buscar a mi hija”

0 311

GALO RAMÍREZ
30 de Septiembre 2010


“Somos una familia que no tiene problemas con nadie”, explicó Marisol Mohedano, tía de María José. La familia Monroy Enciso enfrenta un duro golpe producto del ambiente de inseguridad que se vive en el país. Y aseguró “nadie está exento de que esto le suceda”.

La voz que se quiebra, las manos que se frotan con desesperación como queriendo aparecer a la nena, el rostro del padre, perdido en el recuerdo tal vez de la última mirada de la pequeña, quizás como balbuceaba o sonreía. La incertidumbre reina el caso ni la misma familia sabe qué pasó.

El padre de María José, Iván Enciso, narró lo único que sabe: “Yo me encontraba trabajando, me dirigía hacia el lugar de los hechos, cuando llegué ya se habían llevado a mi esposa herida junto a mi hijo, me platicaron que a mi esposa la habían asaltado y se habían llevado a mi niña en una bicicleta”.

Y solicitó el apoyo comunitario “le pido a la sociedad que me ayude a buscar a mi hija”. Y lanzó un mensaje “a las personas que tienen a mi bebé, que se toquen el corazón y que me devuelvan a mi niña”.

Sobre la salud de su esposa sólo dijo “se debate entre la vida y la muerte”.

La familia Enciso está unida, todos están abocados a la búsqueda de la niña. Alejandro Monroy, tío de la pequeña, pidió a los medios de comunicación no lanzar hipótesis al aire sin antes confirmar la información: se rumoró la muerte de la madre y según que la familia tenía problemas; y exhortó a ocuparse a encontrar a la niña.

“Hay que tener cuidado con ese tipo de comentarios ya que en un momento dado pudiera darse una idea errónea de como fueron los hechos, que ni nosotros lo sabemos”, dijo.

Hasta el momento la unidad de investigación de la Procuraduría de General de Justicia del estado de México lo único que ha informado a la familia es que no ha descuidado el caso y que trabajan en el.

La famila lamenta que gente que pudo haber presenciado el caso no quiera acudir a dar un testimonio legal para fortalecer una posible línea de investigación, por lo que pide que quien haya atestiguado algo, que de manera anónima se animen a declarar todo con el fin de encontrar a la pequeña.

María José fue robada el 21 de septiembre por una persona que además de herir de gravedad a Maribel, madre de la pequeña, se llevó a la niña quien padece de convulsiones. La esperanza no la pierden y confían en la gente.

En el país no hay una cifra exacta de cuántos niños desaparecidos existen pero organizaciones como la Asociación Mexicana de Niños Robados y Desaparecidos A. C. estimó que son cerca de 500 mil los niños que nada se sabe de ellos.

A María José la quieren de vuelta a casa, ha pasado una semana en la que todo los días sueñan que no es cierto lo que está pasando. Iván está dedicado al 100 por ciento a la búsqueda de su pequeña no cuenta con los recurso para espectaculares o anuncios en TV, pero la solidaridad de la gente en las redes sociales y en varias colonias del estado de México aumenta la esperanza de encontrar a la pequeña.

Fuente: El Universal http://www.eluniversaledomex.mx/home/nota7592.html

vidamexiquense

View all contributions by vidamexiquense

Similar articles

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *