Piden habitantes de Tepojaco cierre de tiraderos clandestinos

0 41

Habitantes de San Francisco Tepojaco, en el municipio de Cuautitlán Izcalli piden nuevamente la clausura, cierre y saneamiento de los tiraderos que de manera clandestina trabajan en esa zona de la entidad.

Refieren que la región requiere de un proyecto de forestación para disminuir la contaminación y sanear el aire.

El daño ambiental directo provocado por la existencia de los tiraderos alcanza un radio de 5 kilómetros y ha provocado daños a la salud de cientos de habitantes de varias comunidades.

Actualmente los tiraderos de basura Bicentenario de la Independencia y uno clandestino ubicado a la orilla de la Laguna de la Piedad han causado problemas de salud.

El señor Jorge Arzave Orihuela, habitante de Lomas de Cuautitlán considerado por la Organización de las Naciones Unidas, Comisión Nacional de Derechos Humanos y Amnistía Internacional como defensor civil independiente de derechos humanos, afirmó que luego de cuatro años de radicar en esta comunidad, se le ha detectado un padecimiento crónico que los médicos de región llaman “Tos de Lomas de Cuautitlán”, además de presentar un problema severo en un pulmón.

“Como militar cada año me realizaban exámenes médicos y no tuve problemas en los pulmones, desde que vivo aquí tengo la famosa Tos de Lomas (…), la tos me dio por 2 años; en agosto de este año me van a hacer una tomografía de pulmón para ver porqué continuo con el problema” explicó el señor Jorge Arzave, quien vive en Avenida San Juan Bautista Manzana 14, Lote 2 en Lomas de Cuautitlán.

Por otra parte, está el caso de su esposa, María de Lourdes Vázquez Carbajal, tiene daño ya permanente en los ojos, ha sido diagnosticada con conjuntivitis crónica además de presentar una alergia en la piel debido a los gases que se encuentran en el ambiente.

Ante la emisión de contaminantes que emite la basura, cerca de 45 mil de los aproximadamente 100 mil habitantes de la zona han sido afectados, es decir cerca del 50 por ciento de la población.

En los consultorios médicos cercanos a la zona constantemente se reportan casos de adolescentes, hombres y mujeres que presentan desmayos sin razón aparente o llegan a consulta con sangrado por la nariz.

Por los gases, existen síntomas de envenenamiento de la sangre, sueño, nauseas, vomito, dolor de huesos o articulaciones. Los vecinos aseguran que existen casos de leucemia principalmente en niñas.

Las comunidades afectadas como Los Pinos, Predio Guadalupe, Lomas del Rosario, Bicentenario, Lomas de Cuautitlán y el Conjunto Urbano La Piedad, entre otras, se han organizado y han presentado denuncias a nivel estatal ante la Secretaría de Medio Ambiente y la desaparecida Fiscalía Especializada contra Delitos del Medio Ambiente de la Procuraduría y a nivel federal ante la Procuraduría Federal para el Medio Ambiente.

Sin embargo la respuesta por parte de las autoridades municipales ante las denuncias por daños a la salud ha sido negativa, pues argumentan que no tiene injerencia sobre el tiradero Bicentenario y que Huilango ya no representa un problema, ya que se le colocó la capa de tierra sobre lo que era el tiradero.

Existen datos que emitió la Organización Mundial de la Salud que comprueban los daños que puede causar cualquier tiradero de basura a las comunidades aledañas.

Tiraderos_Reportaje220.jpg

Antecedentes

Uno de los tiraderos, el más viejo aproximadamente de 20 años denominado San José Huilango, fue clausurado en el año 2003. Posteriormente y luego de una manifestación, se reabrió convirtiéndose en un basurero regional por lo que en 4 o 5 años creció en gran medida.

Huilango fue clausurado por segunda ocasión en el año 2010 aunque se ha reabierto de manera clandestina por el propio municipio cuando menos en dos ocasiones, señaló Jorge Arzave.

La reapertura se debió a que los dueños de Tersa del Golfo, empresa titular de la autorización del tiradero regional “Bicentenario de la Independencia” que es el tiradero de basura al cielo abierto recientemente autorizado, rompieron relaciones con el municipio por adeudos.

En la parte este de Huilango existe un socavón, el cual se hizo al sacar la tierra para cubrir la basura; en este lugar pese a la clausura, el municipio tira desechos orgánicos de las podas y el organismo de agua Operagua descarga los camiones que utiliza para el desazolve.

No cuenta con norma ambiental alguna, no tiene membranas ni trampas de gas ni de lixiviados, está colocado sobre una falla geológica misma que también atraviesa el conjunto urbano Lomas de Cuautitlán.

Actualmente el tiradero solo está cubierto con una capa de tierra, que ha generado problemas por la acumulación de gas metano y que sobre esta capa de tierra nació yerba que al secarse ha provocado varios incendios que no se han terminado de sofocar, pues el fuego alcanzó capas inferiores de basura.

La Profepa sancionó al municipio porque no ha saneado el lugar y encontró material infectocontagioso y asimismo se lanzan lixiviados al arroyo San Agustín, aguas que llegan al río Cuautitlán.

A unos metros sobre las orillas de la Laguna de la Piedad o de Tepojaco existe un tiradero clandestino que a decir de los vecinos, arroja humos además de que el pasado 11 de abril se incendio y fue medianamente controlado el mismo día; sin embargo el fuego continúa hasta la fecha debido a las grandes cantidades de basura que existen. El incendio interno se debe en gran medida a la existencia de gas metano que producen los propios desechos.

Cabe mencionar que los lixiviados que se desprenden de la basura orgánica de este tiradero van directamente a las aguas de la laguna.

admin

View all contributions by admin

Similar articles

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *